Búsquedas

Eficiencia energética de productos


La legislación vigente en materia de eficiencia energética de los productos se basa en dos directivas de la Unión Europea. La primera es la Directiva de Ecodiseño (2009/125 / EC), que fue aprobada con el objetivo de hacer que los productos sean más eficientes energéticamente. El segundo es la directiva sobreetiquetado energético (2010/30 / UE) que ayuda al consumidor a reconocer los productos más eficientes del mercado.

Acerca de etiquetado energético, con un documento de fecha 15 de julio de 2015, la Comisión Europea propuso la transición a etiquetado energético único adoptando la escala de la A a la G. En espera de una decisión, los productores siguen siendo libres de adoptar la etiqueta que prefieran entre las que actualmente tienen permitido comunicar el nivel de eficiencia energética de los productos (por ejemplo, la escala de A +++ a D). La Comisión también ha propuesto el establecimiento de una base de datos digital para nuevos productos eficientes.

Actualmente la indicación de eficiencia energética de los productos está disponible en el mercado a través de "grupos de productos" y "medidas horizontales". En particular, existen:

  • 11 grupos de productos regulados por las disposiciones relativas a la eficiencia energética y el etiquetado: lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, secadoras, aspiradoras, lámparas, equipos de iluminación, aires acondicionados, cocinas domésticas, ventiladores.
  • 8 grupos de productos regulados por requisitos de eficiencia, pero no por etiquetado energético: receptores digitales simples, fuentes de alimentación externas, motores eléctricos, circuladores, ventiladores, bombas hidráulicas, transformadores de potencia y ordenadores.
  • 3 medidas horizontales que rigen por orden: consumo de electricidad en modo stand by y off de equipos eléctricos y electrónicos; b) consumo de electricidad en modo stand-by de los dispositivos conectados a la red; c) etiquetado energético en Internet.

En septiembre de 2015, los requisitos de etiquetado y eficiencia energética también entrarán en vigor para calentadores de agua y calderas (calderas de gas y bombas de calor, por ejemplo). Evidentemente, las nuevas disposiciones solo se refieren a los nuevos productos comercializados.

Eficiencia energética y sostenibilidad

La normativa europea en materia de eficiencia energética de los productos forman parte del marco de la política energética y climática para 2030 con el que los países de la UE han acordado incrementar los esfuerzos para reducir el cambio climático. El objetivo de reducción del 40% de los gases de efecto invernadero va acompañado de un objetivo vinculante de la UE de aumentar la proporción de energías renovables hasta el umbral de al menos el 27% en 2030. Un umbral que, para 2020, será tanto como parece que se ha vuelto a examinar frente al objetivo más alto del 30 por ciento.


Vídeo: Pedro Páez La lucha por la integración de América Latina con Héctor Díaz #ParaHablarEnLibertad (Noviembre 2021).